Para Viviendas y Portales

Tenemos muchas experiencia en adaptar instalaciones antiguas que aún siguen funcionando de manera parcial o total a 125 Voltios y convertirlas en instalaciones compatibles con los 230 Voltios actuales.

Este cambio suele requerir mejorar el cuadro eléctrico que suele estar muy poco protegido (al no ser necesario con las normas de cuando se instalo), cambiar las luminarias y pequeño electrodoméstico no compatible para la nueva tensión y otros elementos que podemos valorar en un presupuesto sin compromiso.